La Tasa de Preservación Ambiental (TPA) se instituyó bajo la Ley 185, del 19 de diciembre de 2013, con el propósito de crear un fondo específico para la conservación y la protección ambiental del territorio de Bombinhas. La TPA está amparada legalmente en la propia Constitución, y en otras leyes que rigen el pacto federativo y la competencia de los municipios.